Luis Varela

“I cannot say enough about the excellent service and quality and care I received from Dr. Weber and his whole medical team. I was travelling on business in Mexico when faced with a medical emergency situation. I was referred by a friend to Dr. Weber. From the moment I met Dr. Weber and throughout my medical procedure and hospitalization, I was confident I was in great hands. Would not hesitate to come back to Mexico to see Dr. Weber for my future planned medical services. Outstanding!”

Carmen Villalobos

Yo le doy gracias a Dios por mi vida, pero créanme, el Dr. Alejandro Weber me salvó la vida dos veces y le salvó la vida a mi hija que es diabética. Nunca en mi vida he conocido a un médico con tanta ética profesional, preocupado siempre por sus pacientes. Es honesto, honrado a carta cabal, nunca lucra con el valor humano y su ética profesional es lo más grande que conozco.

Ojalá en el mundo hubiera muchas personas como el doctor Weber. Esto también va para su grupo el Dr. Vega y el Dr. Carbó.

Michelle Colas

Tomé la mejor decisión al operarme del reflujo, porque ahora tengo una mejor calidad de vida. Me fue muy bien en cuanto a la recuperación y todo, el Dr. Weber y su equipo me atendieron de maravilla y siempre están al tanto de cómo sigo.

Epifanio Salas

La atención y el profesionalismo del Dr. Alejandro Weber es inmejorable, hemos encontrado el mejor cuidado y experiencia en la asesoría médica que nos ha brindado.

Agradecemos también el apoyo del Dr. Carbó, ambos forman un gran equipo de cirugía, junto con su anestesiólogo. Damos gracias a Dios que existen personas como ellos, por su calidad humana y su compromiso en el servicio que brindan, que es de un valor inconmensurable.

Cristina Weston

A través de los años y de todas las cirugías de mi esposo Roberto, he visto al Dr. Alejandro Weber apoyarnos y ayudarnos en decisiones no muy fáciles para nosotros. Siempre profesional, serio, pero sobre todo humano y con el cariño de conocernos tantos años, siempre he sido la observadora, apoyando a mi manera.

Ahora me toco ser la paciente en una Tiroidectomía total, y sentí el cariño con que trata a todos los pacientes. Me sentí totalmente apoyada y no pude haber estado en mejores manos que las del Dr. Alejandro Weber y todo su equipo médico. Les doy las gracias a todos!

También gracias al personal de la oficina que siempre están listos para ayudar con amabilidad.
Alejandro, me uno a mi esposo Roberto dándote las gracias por todo lo que has hecho por nosotros, por tu cariño y tu amistad.

Laura Covarrubias

Mi sobrepeso comenzó cuando yo tenía 15 años aproximadamente y creo que la causa fue mucho por la angustia en la que yo vivía. Mi papá murió muy joven, yo soy la menor de mi casa y mi familia se las vio algo negras para salir adelante, entonces yo lo que menos quería era dar molestias y me consolaba comiendo. Mi consuelo era por la tristeza que yo tenía y la angustia económica que se vivía en mi casa. Adicional a esto mi familia siempre ha padecido de sobrepeso.

Me la pasé haciendo dietas desde esta edad, bajaba, luego subía, bajaba nuevamente y subía más por el rebote. Era horrible, sufría mucho para ponerme la ropa o para que me quedara lo que me gustaba y además era la edad en la que comienzas a ir a fiestas. Me sentía bastante fea, mal y torpe. A los nueve años comencé con una infección en la cabeza del fémur derecho y me tuvieron que operar 3 veces, terminé con las operaciones a los 13 años y un acortamiento de pierna y por ende, el sobrepeso siempre fue mi enemigo. Cojeaba mucho y me dolían mis articulaciones.

Conocí al Dr. Alejandro hace muchos años pero nunca fui su paciente hasta que comencé a sufrir de gastritis y colitis. Años después yo ya traía bastantes kilitos arriba y estaba desesperada. Me sentía horrible, no me quedaba nada, no me quería ni ver en el espejo y una prima me recomendó la banda gástrica y fui a ver a Dr. Alejandro para que me explicara en qué consistía y tome la decisión de operarme. Tenía 33 kilos de sobre peso que logré bajar como al año y medio o 2 años. Claro que al principio me costó muchísimo trabajo aceptarla y agarrarle el modo, pero después de que medio le entendí y la acepté, comencé a bajar y llegue a mi meta que eran 62 kg. Una vez 58 pero me veía súper flaca. Hubo periodos en que me mantenía muy bien, a veces subía o bajaba, pero me sentía súper bien. Mi pierna ya no me dolía, se me quitaron los problemas de colitis, cojeaba muy poco, tanto que la gente a veces no lo notaba.

Duré 9 años con la banda, pero el ultimo año tuve una depresión fuerte y claro que me olvide de mí, no me cuidé, vomitaba mucho y pedí que me abrieran la banda porque quería intentarlo sin ella, pero el resultado no fue bueno porque mi estado de ánimo no era el adecuado. El resultado fue subir de peso nuevamente y con las mismas complicaciones. Y decidí que prefería poder “caminar sin dolor” que” comer para consolarme” y regresé a lo mismo, me dolían más mi cadera, espalda, pies y rodillas.

Fui de nuevo a visitar al Dr. Alejandro y me explicó sobre la Gastrectomía Vertical y al mes llevo 9 kilos y por supuesto ya me bajó mucho el dolor de la espalda, etc.

Alejandro, te vivo agradecida por qué me has apoyado y acompañado en todo este caminar y no solo esto, además siempre me has tratado con inmenso cariño, paciencia y esto para mi es “invaluable”. Gracias por que para mí esto es una nueva oportunidad para sentirme bien y recuperar mi autoestima y además soy consentida de Dios ya que me puso en las MEJORES MANOS MEDICAS.

Patricia Vinci

Los logros con la baja de peso después de la cirugía bariátrica que me hicieron han sido impactantes.

Mi corazón late 37 veces menos por minuto, so a lo largo de tres años ha mejorado mi calidad de vida, y seguro mis años futuros sé que voy a vivir más y mejor. Mis exámenes clínicos son ya normales azúcar, colesterol etc., ya no tengo riesgo, antes la espada de Damócles estaba allí y eso en cuanto a la parte médica.

En lo social bueno, disfruto las vacaciones con la familia, puedo correr, subirme a un caballo (antes el pobre bicho me veía y entraba en pánico), andar en bicicleta, patines, etc. Y lo mejor es que puedo usar la ropa que me gusta no la que me queda.

Estoy más joven, duermo bien, estoy feliz. Gracias Dr. Alejandro Weber!!

Sra. Filiberta Guerrero

Tengo 17 años de conocerlo y ha sido una gran bendición, es un ángel que Dios nos ha mandado por que ha protegido a mí familia y la ha sanado, a mi me operó hace 17 años de un cáncer del colon y años después de una hernia en la pared del abdomen, a mi esposo el Sr. Demetrio Pérez le dio Neumonía y lo levantó.

El Dr. Weber y su equipo son muy amables y atentos, nos tratan con mucho cariño y sobre todo no tiene diferencias con nosotros que no somos de escasos recursos, nos trata por igual.
Le agradezco que abra sus manos para sanarnos, por que tan sólo de verlo siento que me alivio, y estoy dispuesta a cualquier cosa por seguir con él, agradeciendo todo lo que ha hecho por mi familia y por mi, económicamente nos ha ayudado, considerando mi economía.

GRACIAS DOCTOR Y QUE DIOS LO SIGA BENDICIENDO.
Que dios bendiga a su familia, esposa y a sus niños.